Entrevistamos a Rodolfo MCartney, director de la agencia de comunicación “No quiero”

La importancia de aprender, de escuchar, de colaborar, y de conocer. Esa es la premisa de la que hemos partido para llegar hasta aquí, a nuestra nueva sección de entrevistas a personajes influyentes y proveedores del mundo wedding. Si algo hemos descubierto durante este poco tiempo en este sector, es que tenemos grandes profesionales detrás, personalidades que os inspiran y que merecen salir a la luz y defender su trabajo.

Cuando planteamos la posibilidad de empezar con esta sección tuvimos claro que Isaac, o mejor dicho Rodolfo Mcartney director de la agencia de comunicación “No quiero”, sería el primero en aparecer en nuestro listado por varias razones. Una, por ser uno de los wedding bloggers más influyentes del país. Dos porque es un auténtico amante de las bodas bonitas, y eso lo hace muy especial para nosotros. Y tres, porque la experiencia y sabiduría que transmiten sus palabras son realmente dignas de ser compartidas. 

  • ¿Qué se esconde detrás de Rodolfo MCartney? ¿Cómo surgió este proyecto? 

Detrás de Rodolfo Mcartney hay un amante de la moda, las bodas, los animales, la tecnología y la cocina. Soy una persona que disfruto con mi día a día y con el trabajo que realizo. Por suerte tengo un equipo humano súper bueno y juntos conseguimos crear todo. 

Desde antes de mi nacimiento ya estaba predestinado a trabajar en el mundo wedding, ya que mi abuelo montó la primera marca de novias pret a porter. En mis inicios trabajé con mis padres durante 18 años y pude conocer lo que es una empresa de venta de vestidos de novia. Tuve la suerte de aprender tanto de mis padres como de unos compañeros fantásticos. Durante esta época me encargaba desde de la búsqueda de proveedores, de visitar nuestras fábricas, de la distribución del producto hasta del personal… aunque una de las partes que más me gustaba era siempre la comunicación. 

Al cierre de la empresa trabajé en diferentes medios como revistas o portales de bodas, pero siempre tenía la espinita de volver a hacer lo que me gustaba: crear contenido, ayudar a empresas a cambiar y posicionar su imagen, desarrollar campañas, organizar desfiles… Y por eso nació nuestra agencia Noquiero. 

  • Eres el wedding blogger más influyente (o uno de ellos) en este país. ¿Cuál crees que ha sido la clave de tu éxito?

Gracias por el piropo, pero no me considero el más influyente o estar en esa liga. Creo que el éxito de estar donde estamos es estar al pie del cañón todos los días, tener mil ojos para estar atento a las tendencias del sector e intentar estar en todos los saraos tanto grandes como pequeños, ya que siempre conoces gente súper interesante y con la que puedes crear unas sinergias maravillosas. 

Imagen Agencia No quiero

Imagen Agencia No quiero

  • ¿Cómo has conseguido convertirte en referencia para tantas y tantos seguidores?

Para mí las redes sociales son una ventana más a nuestro escaparate, es una de las formas de contar nuestros gustos, nuestras pasiones y de descubrir gente maravillosa. Las redes sociales son una herramienta magnífica para las empresas del sector y son súper necesarias: no son futuro son el presente. El éxito en redes es mostrar un trabajo de calidad y ser leal a ti mismo, no guiarte por tendencias o por lo que hacen los demás. Si tienes buenas fotos y eres constante lo tienes todo hecho. 

  • Actualmente, ¿cómo valorarías el sector wedding en España? ¿Consideras que el público real, los novios, valoran el trabajo que hay detrás de una boda? 

El sector tiene mucho peso en España, no sólo a nivel económico. Creo que se trata de un nicho maduro y en constante expansión, que día a día va creciendo y consolidándose. Estamos asistiendo a una culturización generalizada. Cada vez más personas ajenas al sector lo van conociendo poco a poco. Al final el conocimiento es lo que hace que las cosas se valoren. Por ello, considero que cada vez se valora más la labor realizada por un equipo de wedding planners, porque la gente conoce el trabajazo que hay detrás de un montaje maravilloso. La costura se valora cada vez más, porque se sabe que detrás de cada puntada hay el trabajo de todo un taller que ha creado ese vestido solo para ti. Se valora que para tener el mejor de los recuerdos debe haber un fotógrafo que capte el momento, trabajando durante horas e invirtiendo mucho tiempo en edición. 

La artesanía, el mimo y todo lo que encierra el trabajo de los profesionales del sector se está dando cada vez más a conocer, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. 

  • ¿Cuáles serían las recomendaciones que le darías a unos novios antes de contratar a un/una wedding planner para su boda? 

Siempre soy partidario de la contratación de un wedding planner. Poner tu boda en manos de profesionales te da la tranquilidad de que todo va a salir bien, sin tener que pasar por el estrés emocional que supone la preparación y organización de una boda. Al final, un wedding planner sabe qué, cuándo y cómo hacerlo; conoce a los mejores proveedores; gestiona los tiempos y presupuestos; y es capaz de hacer realidad aquello con lo que jamás te atreviste a soñar.

En España hay equipos estupendos de wedding planners que trabajan con una enorme profesionalidad, cariño y devoción, poniendo su alma al servicio de cada uno de sus novios. Como en todo, la elección para saber cuál es el más adecuado para una pareja depende de sus gustos y estilo. Mi consejo para ellos sería que se informasen a fondo, que mirasen el trabajo de los wedding, que comparasen y que vieran diferentes opciones. Hay multitud de factores que afectan en esta decisión por lo que sopesar cada uno de ellos es muy importante para que el resultado final sea de 10.

  • Dime tres palabras que definan el mundo wedding en España.

¿Solo tres? EN CONSTANTE EVOLUCIÓN. No son tres adjetivos pero creo que realmente representan el sector en nuestro país. 

Imagen agencia No Quiero

Imagen agencia No Quiero

  • ¿Tiene peso el sector wedding España a nivel internacional? Es decir, ¿nos toman como referencia?

Sin lugar a dudas: sí. Cuando hablamos de prêt-à-porter nupcial son las marcas españolas las que llevan la batuta. Los fotógrafos españoles son cotizados internacionalmente. Numerosos wedding planners trabajan fuera de nuestras fronteras. Sabido es por todos que nuestra cocina es una de las mejores del mundo, contando con algunos de los mejores chefs del mundo. Además España es en sí mismo uno de los destinos wedding por excelencia. 

  • En España cada vez está más en auge, considera como una gran destination wedding para extranjeros, ¿cuáles dirías que son los puntos fuertes que ven en nuestro país para casarse?

¡Desde luego que sí! En España tenemos muchos puntos a nuestro favor que van desde la situación climatológica, las infraestructuras, las inmejorables localizaciones, la calidad de los proveedores o los precios más competitivos. Muchas administraciones públicas están facilitando trámites para casarse en la playa (sobre todo en las Islas Canarias) lo que genera un atractivo aún mayor. España es un peso pesado a nivel mundial en lo referente al turismo por lo que es normal que esto se vea reflejado también en el sector de las bodas. 

  • ¿Qué tendencias debemos tener en cuenta para el próximo 2019 en material de decoración, flores, detalles?

A nivel flores se lleva mucho el verde: se lleva la naturaleza, la decoración con hojas, los caminos de hojas y flores. Los ramos de novia se vuelven minimal, decrecen y se vuelven más desaliñados y campestres. Cada vez más se llevan las bodas que tienen un hilo conductor, que cuentan y transmiten una historia que comienza al recibir la invitación. Una misma inspiración que queda manifiesta en todos los aspectos del gran día. 

Las mesas imperiales siguen en auge, aunque también la combinación de las mismas con mesas cuadradas y otro tipo de mesas. Se llevan los manteles individuales en diferentes texturas, la combinación de los mismos, los contrastes,  las sillas de madera (¡siempre con cojín!).

Cada vez más se busca que la boda sea una fiesta, que todo el mundo se lo pase bien. Por ello es necesario adaptarse a las necesidades de tus invitados (de todos y cada uno de ellos) teniendo muy en cuenta la edad de los mismos.

¡Cortar la tarta ha vuelto!  Este momento que parecía estar en desuso vuelve con fuerza. 

  • Y en vestidos de novia, ¿cómo serán nuestras próximas novias 2019?

He tenido la suerte de poder conocer de primera mano la propuestas de cara al 2019 que hemos visto desfilar por las pasarela de costura y prêt-à-porter. Cada vez encontramos propuestas más diferentes entre sí, más originales y fuera de lo común. Para mí eso es lo más importante: que cada uno sea sí mismo en el día de su boda.

Para mí la novia del 2019 es una mujer que camina hacia el altar segura de sí misma, que se atreve a mostrar su mejor versión sin dejar de ser lo que de verdad es. Está claro que hay tendencias que se afianzan, pero no creo que sea necesario seguirlas a ciegas. La manga larga, los volúmenes, los esmoquin, los toques masculinos, los detalles de color, las transparencias, los bordados, los tejidos con caída, las líneas limpias, los elementos 3D o las capas son algunas de las tendencias que hemos podido ver en las pasarelas de este año. Novias que arriesgan con los complementos, que se atreven a ponerse lo que les apetece: desde un maravilloso tocado de orfebrería hasta una boina.

  • ¿Qué no puede faltar en una boda para conseguir el éxito?

Como siempre digo, la clave del éxito está en los pequeños detalles. Pequeñas cosas que representan la identidad de los novios, que hablan de ellos y nos cuentan sus historias. Cada pareja es un mundo, por eso considero que también su boda debe serlo. 

Posiblemente uno de los aspectos que más valoro es confiar en buenos profesionales. Elegir unos buenos proveedores te garantizarán que todo salga como siempre deseaste.

  • Y sobre estilo, ¿cuál crees que será el estilo predominante la próxima temporada? ¿Y cuál dirías que es tu favorito?

Como decía antes, cada pareja es un mundo. No creo que haya un estilo que sea necesario seguir, cada uno debe hacer lo que más le guste sin dejarse llevar por modas o por cualquier otro tipo de imposiciones. Si te apetece una boda en el campo ¿por qué no llevarla  a cabo? O en la playa, o en plena ciudad. ¡Haz lo que de verdad te apetezca! Seguir las modas está bien, pero siempre con moderación, eligiendo solo aquello que va contigo y te representa y dejando de lado aquello que no va con tu forma de ver la vida.


Si quieres seguir nuestro trabajo en Facebook e Instagram pincha aquí @Nubed2 

Últimos post recomendados

La boda de C&J en un cigarral  de Toledo 

Hermia, en los campos de Tejeda

Septiembre, necesito a mi wedding planner